Arquetipos Según Carol Pearson. El Guerrero

Si el guerrero está activo en tu vida, supones que prevalece la fuerza

En su mejor momento (ahora o cuando cumpla con su potencial), intenta mostrar lo que significa tener valentía y determinación real, del tipo que le permita a un héroe enfrentar al antagonista más feroz o desafiar con habilidad y determinación. También puede tener, o desear tener, la fortaleza para defender sus ideales y hacer lo que sea necesario para tener éxito, independientemente de lo asustado o cansado que pueda estar. Tiene un código de honor que requiere un alto nivel de disciplina y un fuerte sentido de orgullo, por lo que se siente humillado si pierde o muestra cobardía. Le gusta competir y / o encabezar una cruzada. El guerrero se siente en su mejor momento cuando está en una misión.

Cuando surgen problemas los enfrenta directamente y defiende sus límites y los de los demás. También tiende a identificar a los enemigos o antagonistas que ve que causan los problemas y se propones derrotarlos. Tiende a notar la injusticia, los desafíos y los antagonistas, y desarrolla estrategias para superarlos y lograr sus objetivos. Se enfoca en cuán duras o hábiles son las personas, y además nota cualquier debilidad y se prepara para que no le decepcionen.

Es posible que no pueda reconocer los talentos y las contribuciones que pueden hacer las personas que a sus ojos parecen débiles o inferiores. Es posible que desee protegerse de la tendencia de los guerreros de ver el mundo en términos de blanco y negro, evitar el gris y percibir que los que tienen formas o opiniones diferentes son malas. Los guerreros pueden encerrarse en guerras que dejan devastación a su paso. Cuando su compromiso de hacer lo que se necesita se sale de control, es posible que deba protegerse contra el agotamiento. puede tener dificultades para cuidarse, tal vez porque odia enfrentar el hecho de que tiene vulnerabilidades, necesidades y flaquezas. 

Le gusta y vive historias que son relatos de deportes, competitivos o transacciones comerciales donde las alternativas son ganadoras o perdedoras. Como líder, sobresale (o podría) en el establecimiento y la implementación de objetivos, motivando a su equipo a dar lo mejor de sí mismo y, como un gran entrenador, construyendo un equipo ganador. Quiere ser visto como fuerte, competente y con control, y quiere evitar parecer débil, vulnerable o necesitado. Los demás pueden apreciar su fuerza, decisión y capacidad para ganar. De hecho, encarna un ideal cultural, que es especialmente apreciado en el mundo masculino.

Los amigos y los seres queridos pueden preocuparse de que le consuma y sea tan estoico que no reconozca ni exprese sus sentimientos. Para algunas personas, puede parecer tan agresivo o despiadado que les asusta. Sin embargo, otros le buscarán para lidiar con situaciones difíciles y rescatarlos cuando estén en problemas 

Puede beneficiarse del guerrero:

  • Eligiendo batallas sabiamente
  • Dándose cuenta de que no todas las situaciones deben ser combativas o competitivas
  • Tomándose el tiempo para reconocer y expresar sus vulnerabilidades
  • Trabajando para ver el punto de vista de los demás, incluso sus competidores o adversarios
  • Permitiendo que otros puedan mostrar lo que pueden hacer por sí mismos (porque no todos necesitan rescate)
  • Evitando o pensando y buscando soluciones ganar / ganar
  • Equilibrando las virtudes del guerrero con las del cuidador

Traducción de: “Introducción a los Arquetipos” de Carol S. Pearson and Hugh K. Marr.

Próximo Arquetipo: El Cuidador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *