El hechizo de los cuentos de hadas

Los cuentos de hadas tienen un encanto particular, bien sea la princesa que se esconde en el bosque, o el príncipe que debe matar al dragón o el gato que con astucia logra salir de apuros, cada uno de ellos tiene un impacto en nosotros en mayor o menor medida y que la mayoría de las veces pasa desapercibido.

Quizás ahora no leas la caperucita roja, pero estamos rodeados de historias, todos los súper héroes, series de dragones y brujas o historias épicas son para nosotros cuentos de hadas, yo los llamo cuentos de hadas para adultos.

¿Por qué tienen tanto encanto los cuentos?

  • Nos ponen en contacto con nuestra ambivalencia. A diferencia del mito, en los cuentos hay solo personajes buenos y malos. En el mito o cuentos de hadas para adultos, podemos ver la ambigüedad de los personajes, son más complejos por que los adultos lo somos, eso facilita nuestra identificación con personajes que pueden tener conflictos entre el bien y el mal. ¿Te has identificado alguna vez con la bruja del cuento o el malo de la película?
  • Nos permiten ser y sentir. Mientras los niños ven al héroe de los cuentos de hadas y juegan a ser el personaje, los adultos en silencio podemos entender perfectamente el dilema del héroe e incluso sentirnos inspirados a resolver situaciones de vida, tal y como lo hizo el protagonista de una serie o una película.
  • Nos ayudan a enfrentar nuestros miedos. Los adultos podemos proyectar nuestros temores, ansiedades o emociones en el héroe del cuento para adultos y poder hablar de ello a través de un tercero, sin sentirnos expuestos… tal como los niños hacen con los cuentos de hadas.
  • Nos recuerdan que el éxito requiere esfuerzo. Tanto los héroes de cuentos de hadas como los de adultos, reivindican el esfuerzo para el logro del resultado, se caen y se levantan, pueden mirar lo que hicieron sus predecesores y pensar nuevas formas de abordar el problema,  los finales felices no son fáciles… requieren sobre todo algo a lo que no estamos acostumbrados hoy en día: permitirle al proceso el tiempo que requiera. El final feliz, difícilmente es rápido.
  • Nos recuerdan que no estamos solos. Los héroes nos recuerdan a través del elixir, el animal mágico, el duende o el hada que los recursos “mágicos” siempre llegaran y que podremos seguir adelante.
  • Nos ayudan a salir de la zona de confort: ¿Qué hubiera pasado con Hansel y Gretel si no hubieran dejado la casa de sus padres?… los cuentos nos enseñan que a pesar del temor debemos decir si al llamado a la aventura, que si nos inmovilizamos nos come el lobo o la bruja. Los cuentos de hadas, como los sueños, hacen su trabajo en nosotros de manera silenciosa como los duendes del zapatero y los duendes.

¿Cuál es tu cuento favorito y que te dejó?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *