Quirón. El arquetipo del sanador herido

Ayudando a otros nos ayudamos a nosotros mismo

Cuenta la mitología que Filira hija de Océano y Tetis, fue acosada pasionalmente por Kronos, razón por la que pide a Zeus ser transformada en yegua para burlar así al dios. Pero advertido Kronos del engaño, se transforma en caballo y logra su cometido. De esta unión forzada nace un ser singular, Quirón, con figura de centauro, es decir, cabeza, torso y brazos de hombre y cuerpo y patas de caballo.

La madre, al ver el monstruoso ser fruto de su vientre, reniega de su hijo y Quirón crece en una cueva al amparo de los dioses Apolo y Atenea. De la mano de estos padres adoptivos, Quirón, contrariamente a sus pares centauros violentos y destructivos, se convierte en ejemplo de sabiduría y prudencia. Conocía el arte de la escritura, la poesía y la música, pero ante todo, era reconocido como médico y cirujano, sanador y rescatador de la muerte, al cual consultaban héroes y dioses.

Quirón fue herido accidentalmente por Hércules cuando peleaba con otros centauros hiriendo una de sus patas. Quirón tenia el don de la inmortalidad por lo que podía sufrir pero no morir. Esta herida nunca sanó  y nunca dejó de dolerle.

Sin embargo, comenzó a buscar algún remedio para su herida y haciendo esto descubre el arte de sanar, pudiendo sanar a otros más no a sí mismo. Entonces se dedicó a sanar a los demás y hacerse cargo de su dolor. La palabra QUIROFANO viene de QUIRÓN que significa “el que cura con las manos las heridas de otros”

*Sanando nuestra propia herida

Quirón es el arquetipo del sanador herido: el sanador lo es porque sana, pero a su vez está herido, lo cual constituye una paradoja existencial que se encarna en cada persona, tanto en la que busca curar su dolor como en la que ofrece curación. Consiste en la integración de la sombra que implica sanar

El sanador herido nos permite empatizar con la herida del paciente o cliente en el caso del coaching. Cualquier dinámica personal que encuentre en los demás tiene un eco en mí y eso me permite ser empática, compresiva y humana ante ella

¿Está este arquetipo activo en ti?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *