Buenas tardes Gracias por recibirme sin cita ¿Dónde me siento? Gracias Pues, vengo porque tengo el Olimpo alborotado. ¿Qué siento? En ocasiones siento como si una enorme piedra me presionara el pecho, tan grande como la de Sísifo, es como un peso más grande que el de Atlas, no puedo…Leer más →

Si se lo hubieran preguntado tendría que haber contestado: no sé hacer otra cosa. Hacía lo que su padre, abuelo y todos los que vinieron antes que él, por algo tenia alas ¿no? Lo lógico es volar. De hecho, pocas veces se detuvo a pensar si había algo más que…Leer más →

Los ladridos llamaban la atención. .. Cada día, a esa hora, cuando Él pasaba por allí. Con su monótono caminar, su aspecto desaliñado y esa esencia de hombre sin alma que excitaba a los perros. Especialmente a aquel maldito Jack Russell inquieto y, aparentemente, disconforme con su habitat (pese a…Leer más →

  El invierno se cernía sobre La Isla. Lo corroboraba el ruido de las olas al romper contra las rocas y el frío tacto sobre la piel de la virazón que azotaba toda la extensión del lugar. Era época de cambio y éso le gustaba. Cambio de especies susceptibles de…Leer más →

  Amanecía en la capital de “Al Andalus”. La pequeña, como siempre, esperaba que su madre acudiese a “despertarla”. Ya estaba en vigilia pero a ella le gustaban los mimos y caricias que asociaban el comienzo de un nuevo día con el amor de mamá y más, en el día…Leer más →

¿Redonda? Se preguntó mientras, echado sobre la hierba, observaba las estrellas de aquella gran bóveda celeste situada sobre sus ojos. Su agnosticismo siempre le llevaba a plantearse las cosas de modo, casi obsesivo. No a no creer sino a cuestionarse las dudas que aparecían sobre toda afirmación. Un tipo llamado…Leer más →